Ya van dos: clases de español para refugiados en la Casa celebran otro año

at batviernes, 20 de julio, 2012

Wow–¡Que buena fiesta! Se llenó la Casa–estudiantes, huéspedes, amigos, voluntarios, e integrantes de la comunidad en pro de los refugiados de la Ciudad de México. En la sala y en el patio, hubo celebración, música y baile. Comida haitiana, iraní y mexicana. Algunas lágrimas. Pero en la mayoría, un sentido de triunfo, solidaridad y alegría.

La semana pasada, Casa de los Amigos celebró rotundamente haber cumplido dos años de tener clases diarias de español para nuevos refugiados. Es un proyecto en conjunto con nuestros aliados en Sin Fronteras. Queremos compartir con la comunidad de la Casa tres razones porque queríamos marcar esta fecha especial.

1. Aprovechamos cualquier oportunidad para celebrar a esta comunidad increíble, y decirle a todo el mundo sobre este proyecto.

Ya llevamos dos años de esta labor, y todavía no podemos creer lo bueno que es. Cada mañana, unos 25 estudiantes vienen a la Casa a las clases. Aquí es su punto de encuentro, y de referencia. Los estudiantes se sienten bienvenidos y seguros, y lo están. Se vuelven amigos, y se apoyan entre ellos. Asisten a otros eventos de la Casa, y conocen a las personas quienes vivimos y trabajamos aquí. Cada tres meses, cuando algunos estudiantes avanzan a cursos en la UNAM o al curso de perfeccionamiento, reciben constancias y tenemos un pequeño convivio. Son de las fiestas más buenas que tenemos.

¡Haz click aquí para ver más fotos de la fiesta!

a comer2. Continúa de ser una necesidad seria para un curso de español gratuito, accesible e intensivo para refugiados recién llegados.

Las primeras clases en la Casa, en julio, 2010, fueron una respuesta a la
afluencia de familias refugiadas haitianas después del terremoto en Puerto Príncipe. Desde entonces, más de 300 personas han estudiado español en la Casa. Han provenido de Haití, Camerún, Brasil, Ghana, Etiopía, Bangladesh, Pakistán, la India, Irán, Nigeria, Nepal, el Congo y la República Democrática del Congo, Irak, Siria, la Costa de Marfil, Gambia, Afganistán, Liberia, China, Zimbabwe, Palestina, Tíbet, Kenia, Sri Lanka, y Sudáfrica. Estos nuevos inmigrantes tienen mucho para ofrecer a este país, pero para encontrar trabajo y alojamiento, tienen que aprender español lo más pronto posible. ¡Estas clases son muy importantes!

class of summer 20123. La decisión de tener estas clases en la Casa nos ha cambiado la vida. Poder conocer a los estudiantes e invitarlos a nuestra casa y nuestras vidas es una maravilla diaria. Nos sentimos particularmente afortunados porque podemos ver la transformación que ocurre mientras cada vez más se pueden expresar en su nuevo idioma–que no es poca cosa. Por dos años, los visitantes a la Casa han podido pasar tiempo con los estudiantes. Igual como la fuerza y el espíritu de los estudiantes son contagiosos, también es el acto sencillo de la Casa de abrir nuestras puertas a esta labor. Tener las clases aquí cuesta tiempo, recursos y dinero, pero nos sentimos bendecidos de ser parte de este florecimiento.

Algunos de ustedes quizás recuerdan la familia haitiana que vino a quedarse en la Casa dos semanas después del terremoto. Ellos también vinieron a la fiesta para ayudar a celebrar la ocasión. Sus heridas ya están sanadas, por supuesto, y casi no reconocimos a los niños, por que los dos han dado un estirón. Se veían todos bastante elegantes, y todos hablando un excelente español.

Favor de considerar hacer un donativo para apoyar el trabajo de Casa de los Amigos.

En paz y amistad,

El equipo de la Casa, verano 2012
Carey, Tony, Ramsés, Sam, Mary Clare, Pancha, Paula, Ester, Kate, Pablo, Noemi, Marla, Genesis, Lis, Annie, Sara, Brian, Susan, Teresa, Hayley, Lis, Nico, Miguel Ángel y Blanca


canakkale canakkale canakkale truva search